Manny Ramírez (AP)

CHICAGO -- Manny Ramírez vuelve al béisbol, ahora como jugador y coach en la sucursal de Triple de los Cachorros de Chicago.

El presidente de los Cachorros Theo Epstein informó el domingo en un comunicado que el pelotero dominicano "no está y no formará parte" del roster de Grandes Ligas del club, pero que se desempeñará como mentor de los bateadores del equipo en Des Moines, Iowa. Uno de ello es el campocorto puertorriqueño Javier Báez, considerado como uno de los prospectos más cotizados del momento.

Ramírez, de 41 años, bateó para .321 con 55 jonrones en 2.302 juegos a lo largo de 19 temporadas. Siete de esas campañas fueron en Boston, donde Epstein fue el gerente general de dos de los equipos de los Medias Rojas que se proclamaron campeones de la Serie Mundial con Ramírez en el bosque izquierdo.

"Creemos que en esta etapa de su vida debe adaptarse bien como mentor para algunos de los jóvenes y talentosos bateadores que tenemos en la organización", comentó Epstein, de acuerdo a un comunicado difundido por los Cachorros.

Añadió que Ramírez cumplirá sus funciones de coach a tiempo completo y que su papel como jugador será restringido, cuidando que no reste turnos a los prospectos.

"Si demuestra que aún tiene algo de magia en su bate, quizás puede abrirse camino de vuelta a Grandes Ligas y ayudar a otro equipo, pero no vino para eso aquí".

La última vez que Ramírez jugó en las mayores fue en 2011 con Tampa Bay.

"Estoy en una etapa de mi vida y carrera en la que estoy para devolverle algo al deporte que amo", dijo Ramírez, citado en el comunicado.