Miguel Olivo. (Rob Foldy/Getty Images)

MIAMI - Después de sólo cuatro días, el veterano receptor Miguel Olivo ya le ha dado a los Dodgers "una presencia", según el manager Don Mattingly.

El dominicano entró de cambio en el partido del domingo -sin turno al bate- después de ser titular en los dos primeros encuentros en contra de los Marlins, con quienes jugó la campaña pasada. Ha bateado de 9-3 con un triple y tres carreras anotadas.

Esa clase de ofensiva, dijo Mattingly, probablemente le daría a Olivo un poco más de tiempo de juego detrás del plato que el de su compañero Drew Butera, con quien se alterna en la receptoría. Olivo ya le había atrapado al abridor del domingo Stephen Fife en Triple-A Albuquerque, pero Mattingly dijo que escogió a Butera porque "está más acostumbrado a nuestro sistema" de atacar a los bateadores.

Olivo dejó a los Marlins a mediados de la temporada pasada, frustrado debido a que el joven receptor Rob Brantly era quien recibía más tiempo de juego. El quisqueyano pidió su libertad incondicional y eventualmente la obtuvo, sólo para ver que Brantly fue enviado a ligas menores días después.

Olivo regresó a su residencia en California y permaneció inactivo durante la segunda mitad de la campaña, firmó un contrato de liga menor con los Dodgers y jugó el primer mes este año en Triple-A Albuquerque.

"Creo que cometí un pequeño error", admitió Olivo. "Ayer vi al dueño [de los Marlins Jeffrey Loria] y a un par de coaches, les pedí disculpas y les dije que lo que sucedió ya es historia. 'Todo está bien', dijeron".

El tiempo de juego podría reducirse de nuevo para Olivo una vez que A.J. Ellis regrese de una cirugía en la rodilla. Ellis ya reanudó sus ejercicios y dijo que su pierna se siente mejor de lo que se ha sentido durante su rehabilitación. Además, Tim Federowicz está en Triple-A y todavía figura en los planes del club a largo plazo.

"La razón por la que firmé un pacto de liga menor fue porque quería regresar y demostrarle a la gente que todavía puedo jugar", subrayó el dominicano. "Ahora que he vuelto a Grandes Ligas, es lo único que me importa en este momento. Estoy en salud y hambriento de demostrarle a la gente".