Francisco Cervelli. (AP)

TAMPA, Florida - Ahora a Francisco Cervelli sólo le toca llegar al avión. Al Austin Romine ser enviado a Triple-A Scranton/Wilkes-Barre por los Yankees, el venezolano prácticamente tiene confirmación de que será el receptor suplente de Nueva York este año.

Cervelli ha tenido una gran primavera, con promedio de .417 y cuatro jonrones. Sin embargo, el cátcher ha tenido decepciones en ese sentido en el pasado. En el 2012, parecía tener un puesto seguro en el roster antes de que los Yankees adquirieran al receptor Chris Stewart justo antes del inicio de la temporada regular.

"Si llego con mi equipaje a Houston (para el Día Inaugural), estaré contento", dijo Cervelli.

El nombre de Cervelli ha surgido en rumores de cambio últimamente. Por ejemplo, los Rangers podrían tener interés en adquirirlo, ya que el cátcher boricua del equipo, Geovany Soto, estará fuera durante al menos 10 meses debido a una lesión en la rodilla izquierda.

Sin embargo, para el manager de los Yankees, Joe Girardi, Cervelli representa profundidad detrás del plato para los Bombarderos del Bronx.

"Creo que Cervy puede ser un receptor titular, de verdad que sí", dijo Girardi. "Cuando se trata de cátchers, pues contamos con muchos en nuestra organización. Hay muchachos que bajamos que creo que son ahora mismo receptores de Grandes Ligas. Es una gran ventaja para nosotros".

Girardi afirmó que no tiene previsto asignar a Cervelli como "cátcher personal" de ningún abridor. En vez de eso, el plan sería que el titular Brian McCann jugara lo más posible y que fuera sustituido por Cervelli uno de cada ocho o nueve días.

"Ha estado aquí", manifestó Girardi al referirse a Cervelli. "Está bastante familiarizado con la mayoría de los muchachos. Lo pondré cuando considera correcto el día".

De su parte, Cervelli ha expresado que está complacido con lo que ha hecho durante los entrenamientos. Ha recibido a todos los abridores de los Yankees, hasta el punto de aprender un poco de japonés para poder comunicarse con Hiroki Kuroda y Masahiro Tanaka.

Además, el venezolano afirma que su difícil temporada del año pasado lo ayudó a madurar.

"Con todo lo que pasó el año pasado-las lesiones, la suspensión (por su vínculo con la Clínica Biogénesis)-tuve mucho tiempo para sentarme y pensar en lo que tenemos que cambiar y cómo puedo manejar mi vida", dijo.

La temporada pasada Cervelli se perfilaba como receptor titular de los Yankees, pero terminó jugando en apenas 17 juegos. Primero se fracturó la mano derecha en abril y luego tuvo un contratiempo con su rehabilitación. Más adelante llegó la suspensión de 50 juegos de parte de MLB.

"Creo que (en esta primavera quería) demostrarles a los fanáticos que estoy en salud y que el año pasado fue un momento vergonzoso para mí", dijo Cervelli. "Es un momento que llevaré conmigo siempre.

"Pero vine a jugar béisbol, dar todo por los Yankees y también por mí mismo porque nunca dejo de trabajar de esa manera. Siempre quiero ser mejor".