Asdrúbal Cabrera (MLB.com)

GOODYEAR, Arizona -- El torpedero venezolano de los Indios, Asdrúbal Cabrera, no piensa en un futuro lejano. Lo único que piensa es en hacer todo lo posible por dejar atrás una decepcionante temporada y la derrota en el Juego del Comodín, además de dar todo lo posible por la Tribu esta campaña.

"Todo lo que pasó el año pasado se queda allí", manifestó el campocorto. "Me estoy enfocando en esta nueva temporada, en el equipo y en tratar de mejorar. Fue algo difícil no solamente para mí, sino también para todos aquí".

Al mencionársele los rumores de cambio que parecen haber perseguido a Cabrera en cada una de las últimas tres temporadas muertas, el infielder sonrió. Aquellas especulaciones salieron de nuevo este invierno, ya que el dos veces convocado al Juego de Estrellas ganará US$10 millones en su último año bajo contrato en Cleveland.

"Cada vez que escuchaba eso comenzaba a reírme y pensaba, ¿otra vez?", declaró Cabrera sobre el particular.

El gerente general de los Indios, Chris Antonetti, ha reconocido todo el tiempo que siempre escuchará ofertas de cambio por cualquiera de sus jugadores. Cleveland definitivamente escuchó ofertas por Cabrera este invierno. Antonetti también rápidamente señaló que -- después de todos los informes y rumores -- el torpedero permanece en la Tribu.

El piloto Terry Francona dijo que siempre contó con Cabrera en sus planes para el 2014.

"Todos preferían que permaneciera aquí", dijo Francona. "Esa es una decisión fácil. Es buen jugador".

Cabrera ha sido un excelente pelotero con los Indios en el pasado. Del 2011 al 2012, tuvo un promedio de .272 con 41 cuadrangulares, 67 dobles y 160 impulsadas en 294 encuentros. Lo que le falta en estadísticas defensivas, lo contrarresta con increíbles jugadas. Por su desempeño con el bate en el 2011, ganó un Bate de Plata. Sin embargo, la temporada pasada todo se vino abajo para el bateador ambidextro.

Cabrera bateó .226 en abril, pero se recuperó con un promedio de .273 de mayo hasta el 3 de junio, cuando sufrió un desgarre en la pierna derecha corriendo al conectar un roletazo. Tras su regreso de la lista de incapacitados, Cabrera bateó .222 en los últimos 78 compromisos de la campaña. Al final, su promedio total de .242 y porcentaje de embasarse de .299 fueron las peores cifras de su carrera.

"Creo que tuve un poco de mala suerte", indicó Cabrera. "Creo que tuve buenos swings, pero los batazos le llegaban a alguien. Esas cosas suceden en este juego. No puedes tener buenos números todos los años".

Cabrera -- quien tenía más dolencias de lo que la gente se dio cuenta, según Francona -- descansó en el primer mes de la temporada muerta. Luego realizó un riguroso régimen de entrenamientos en Miami hasta el arranque de los Entrenamientos de Primavera. Francona señaló que el torpedero tiene más velocidad y agilidad, según varias pruebas hechas en el invierno.

El campocorto llegó a los entrenamientos más delgado y motivado para ayudar a la Tribu a mantener el éxito.

"Tenemos un equipo bastante bueno", dijo Cabrera. "Tendremos buenos resultados si hacemos lo mismo que el año pasado".

Francona cree que Cabrera será una pieza clave para que el equipo llegue lejos.

"Pienso que no estuvo satisfecho con su campaña", indicó Francona. "Todos aquí creíamos que llegaría con algo que demostrar. Aunque ha estado en las Grandes Ligas durnate varios años, esta temporada es importante para él, a nivel personal y para el club".