Carlos Beltrán. (Charlie Neibergall/AP)

TAMPA, Florida-- Carlos Beltrán está emocionado por jugar junto a Derek Jeter en los Yanquis de Nueva York.

"Sé que él tiene muchos títulos, pero yo no tengo ni uno", dijo el boricua. "Espero ganar uno".

A sus 36 años y todavía en busca de su primera coronación en la Serie Mundial, Beltrán abandonó las filas de los Cardenales de San Luis, al firmar un convenio por tres años y 45 millones de dólares con los Yanquis, su sexto equipo en 17 temporadas dentro de las Grandes Ligas.

Beltrán bateó para .296 con 24 jonrones y 84 producidas, la campaña anterior, en la que llegó al Clásico de Otoño por vez primera. Ahora, está en un equipo que se plantea la exigencia de disputar la Serie Mundial cada año.

"Desde luego, tenemos que ganar", dijo el jardinero, ocho veces electo al Juego de Estrellas, luego de realizar el lunes su primer entrenamiento en el complejo de ligas menores del club. "No sé qué tan lejos llegaremos, pero al menos tenemos que hacer algo positivo y mejor de lo que hicimos el año pasado, sin duda".

Después de perderse los playoffs apenas por segunda vez en 19 años, Nueva York abrió la chequera para erogar casi 500 millones de dólares. Se hizo de preciados agentes libres: Beltrán, Masahiro Tanaka, Brian McCann y Jacoby Ellsbury.

"Gastaron mucho dinero en peloteros para tratar de reforzar el equipo", dijo Beltrán. "Uno quiere estar en una organización así, donde cada año se trata de mejorar. Ellos tratan de hacerlo".

El intermedista dominicano Robinson Canó, el principal bateador de los Yanquis, se marchó al firmar por 10 años y 240 millones de dólares con Seattle. En tanto, Mariano Rivera y Andy Pettitte se retiraron.

"Creo que tenemos un equipo muy bueno", dijo Beltrán. "Creo que la alineación que tenemos es tremenda".

Beltrán se unió a Brian Roberts, Kelly Johnson y Eduardo Núñez, tres días antes del primer entrenamiento con el equipo completo. Luego de la práctica de bateo, en vez de atrapar elevados, Beltrán fildeó roletas con Roberts, contratado como reemplazo de Canó.

"Sólo trato de conocer a los chicos", dijo Beltrán. "Estuve charlando con Roberts un poquito. Es ambidiestro. Yo también, así que hablamos tal vez de trabajar juntos un poco este año".

Beltrán no tuvo la oportunidad de entrenar con Jeter, quien anunció la semana pasada que se retirará después de la campaña de 2014. El capitán de los Yanquis, quien ha practicado en el complejo de ligas menores durante las últimas cuatro semanas, suele tomarse unos días de descanso antes de que comiencen formalmente los entrenamientos.

"Para mí, él ha sido una gran parte del béisbol", dijo Beltrán. "Creo, personalmente, que ha tenido ya bastante béisbol. Ha hecho esto durante mucho tiempo y lo ha hecho bien. Ha sido un profesional dentro y fuera del terreno. Esto es triste para la pelota, perder a alguien así, pero al mismo tiempo hay muchos jóvenes que llegan y que ojalá puedan ocupar su lugar".