Henry Urrutia. (Charlie Riedel/AP)

LEESBURG, Virginia - Henry Urrutia viene de una familia de beisbolistas en Cuba. Ahora el joven de 26 años de edad pretende establecerse en el mayor escenario de la pelota con los Orioles de Baltimore.

Urrutia, quien el año pasado llamó bastante la atención en su primera temporada como profesional en el sistema de los Orioles, se proyecta ahora mismo como cuarto jardinero en el equipo grande de Baltimore de cara al 2014-y con las posibilidades de ser titular en un futuro no muy lejano.

"Eso depende de ellos y su estrategia, pero creo que depende de mí también, de que yo sea capaz de rendir en el spring training", dijo Urrutia sobre lo que le puede esperar este año en el equipo dirigido por Buck Showalter. "Creo que lo más importante para mí ahora mismo es concentrarme en eso, en estar bien para el spring training y luego que lo decidan ellos".

Si el primer año de Urrutia en los Estados Unidos fue una muestra de lo que viene, el futuro del oriundo de Las Tunas luce bastante brillante.

Entre Doble-A Bowie y Triple-A Norfolk, Urrutia tuvo promedio de .347 en 81 partidos, con 21 dobles, nueve jonrones, 50 empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .913. En la Liga Otoñal de Arizona, el cubano siguió impresionando al batear .377 con OPS de .985 en 18 juegos y 69 turnos por los Saguaros de Surprise.

Urrutia, al igual que la organización de Baltimore, se expresa complacido con lo que hizo al bate en su debut profesional en los Estados Unidos. En cuanto a defensa se refiere, el joven sabe que hay que mejorar, sobre todo a la hora de aprender a jugar en el bosque izquierdo-siendo el derecho su posición natural.

"Sé que mi trabajo no es malo, pero no es el mejor", reconoció Urrutia, señalando la mecánica de tirar como uno de los aspectos que quiere trabajar. "No es el que se necesita, no está a nivel de Grandes Ligas. Entonces, tengo que seguir madurando eso.

"Grandes Ligas es un nivel muy difícil", continuó. "No hay cabida para peloteros que estén faltándole cosas. Es un nivel que necesita atletas que estén al 100% en los aspectos técnicos y físicos".

Son palabras de un pelotero con los pies sobre la tierra en torno a su desarrollo en el béisbol. Sin embargo, esa actitud realista no impide que Urrutia tenga objetivos bien ambiciosos para la temporada del 2014.

"Empezar con Grandes Ligas, tener un puesto regular en Grandes Ligas", dijo acerca de sus metas para este año Urrutia, quien ha aumentado unas 20 libras de fuerza desde que se integró al sistema de los Orioles. "Creo que es lo que me ha traído hasta aquí, la ambición de llegar más lejos. Las metas me las pongo bien alto y sé que es un poco difícil, pero ésa es la meta mía".