Bruce Rondón. (Leon Halip/Getty Images)

DETROIT -- Durante gran parte de las Reuniones Invernales, el gerente general de los Tigres, Dave Dombrowski, recalcó que el venezolano Bruce Rondón podía manejar la presión de ser la pieza principal del bullpen de los felinos.

"La gente se olvida de que en el 2006 tuvimos muchachos llamados Justin Verlander y Joel Zumaya que tuvieron papeles importantes, y Curtis Granderson también contribuyó. Y a ellos les fue bien.", señaló Dombrowski para demostrar que están dispuestos a colocar en un papel importante a un relevista sin experiencia. "Rondón tiene esa clase de talento".

De hecho, aquel comentario fue en las Reuniones Invernales del año pasado. El calendario ha cambiado y también el inning en que quieren que Rondón tire. Pero no las expectativas.

"Creo que la persona que esperamos que dé la cara -- y sé que será capaz de hacerlo -- es Bruce Rondón", expresó Dombrowski a comienzos este mes. "Está en salud. Se siente bien. Tenemos planeado contar con él en la octava entrada, y el resto del bullpen se resolverá por cuenta propia después de eso".

Si existe alguna similitud entre la mentalidad de Detroit en las Reuniones Invernales del año pasado y las de este año, es el deseo de poner a Rondón a finales de los partidos, un rol que tuvo un veterano la campaña pasada. En el 2013, Rondón era el principal candidato para reemplazar al dominicano José Valverde como cerrador. Esta vez, llegará a los Entrenamientos de Primavera como el principal preparador de mesa, puesto en el que se destacó el quisqueyano Joaquín Benoit por tres años antes de encargarse del noveno episodio desde mediados de la temporada pasada.

Con el nuevo taponero Joe Nathan ahora con Detroit, Rondón volverá contar con un experimentado relevista como mentor. Sin embargo, existen dos diferencias notables: Esta temporada vieron lo que Rondón puede hacer en situaciones claves en la Gran Carpa, y Rondón ha ganado confianza al darse cuenta de que puede retirar a bateadores de Grandes Ligas en situaciones importantes.

La confianza del equipo en Rondón se puede notar en los movimientos de los Tigres durante esta temporada muerta. En lugar de buscar a un preparador de mesa establecido, como muchos esperaban, Detroit agregó a Joba Chamberlain con las esperanzas de que el derecho recupere la forma como intimidante preparador. Pero vale señalar que Chamberlain no desplazará a Rondón, sino que será un respaldo.

"En el caso de Bruce, seguimos pensando que tiene capacidades como preparador", manifestó Dombrowski. "Creemos que seguirá en salud este año pero también sabemos que la profundidad es importante y Joba es el hombre capaz de darnos eso".

El comando de Rondón, defecto que opacó sus oportunidades de llevarse el puesto de cerrojero en los entrenamientos de este año, reapareció la campaña pasada como preparador de mesa. El venezolano otorgó nueve bases por bolas en 26 1/3 capítulos tras su regreso al equipo grande, recetando 29 ponches.

Hizo solamente tres presentaciones en septiembre debido a un problema en el codo de lanzar, pero en sus dos últimas salidas del año demostró lo que al final le hacía falta a los Tigres.

Cuando Dombrowski evaluó la postemporada de su escuadra el mes pasado, señaló la ausencia de Rondón junto a la lesión del también venezolano Miguel Cabrera como puntos claves. Los felinos tenían profundidad en su relevo medio, pero no eran dominantes.

En estos momentos Rondón está tirando en su programa de temporada muerta, pero no desde una lomita, lo que es algo normal a estas alturas del año. Los Tigres esperan que esté completamente en salud para los Entrenamientos de Primavera. Si eso sucede, los campeones de la División Central de la Liga Americana esperan de él outs importantes como uno de los pilares del bullpen.