Shane Victorino pasa por el rastrillo. (Elise Amendola/AP)

BOSTON -- David Ortiz y Shane Victorino se cortaron el lunes las barbas que se dejaron crecer durante la postemporada en una promoción de Gillette.

En la publicidad aparece también el agente de la policía Steve Horgan, quien se hizo famoso cuando, apostado en el bullpen de los Medias Rojas en el Fenway Park, festejó en grande un grand slam de Ortiz en la serie por el banderín de la Liga Americana contra los Tigres.

La promoción incluye además a un aficionado elegido a través de las redes sociales.

Las barbas de los jugadores de Boston se convirtieron en un símbolo de la solidaridad que les permitió salir campeones un año después de haber sido el peor equipo de la división Este de la Americana.