Durante su visita, los prospectos de los Astros fueron instructores de algunos niños en la comunidad. (Astros)

HOUSTON -- Un grupo de prospectos de los Astros en los Estados Unidos y seis miembros del grupo de coaches y directivos regresaron la semana pasada de un viaje de 10 días a la República Dominicana.

El director de desarrollo de jugadores de Houston, Quinton McCracken, y su asistente, Allen Rowin, surgieron con la idea del viaje que se trató de mucho más que béisbol.

"Teníamos el indicado grupo de muchachos y decidimos hacerlo", expresó Rowin. "Los muchachos que llevamos fueron maravillosos. Nadie se quejó. Todos estaban dispuestos a hacer cada actividad, fuera en el salón de clases, trabajando con la comunidad, repartiendo comida o viajando por bus. Fueron excelentes representantes de nuestra organización".

Los jugadores de Ligas Menores que viajaron fueron el puertorriqueño Carlos Correa -- la selección número uno en el draft amateur del 2012 y el principal prospecto de los Astros -- Rio Ruiz, Tanner Mathis, Chris Epps, Brett Booth, MP Cokinos, Mitch Lambson y Brady Rodgers.

El grupo pasó 10 días recorriendo el país, con los peloteros entrenando en la Academia Dominicana de los Astros en las mañanas, luego compartiendo con varias comunidades que visitaron en las tardes. Fue una gran experiencia para los prospectos que juegan en los Estados Unidos y para los que se forman en Dominicana.

"Hubo varias cosas", señaló Rowin. "Tratábamos de que los jugadores de los Estados Unidos comprendieran y vieran de primera mano de dónde vienen sus compañeros, que vieran las instalaciones y vieran qué hacen aquí. También queríamos que vieran por lo que pasan los muchachos latinos antes de que lleguen a los Estados Unidos".

"Queríamos que hubiera una conexión entre los Estados Unidos y los latinos, el mensaje es que somos de diferentes lugares, pero somos un mismo equipo", agregó Rowin.