SAN LUIS-- Una lesión de último momento de Shane Victorino terminó ayudando a los Medias Rojas de Boston a empatar la Serie Mundial.

Jonny Gomes sacudió un jonrón de tres carreras y Félix Doubront lanzó brillantemente en relevo para Boston derrotase el domingo 4-2 a los Cardenales de San Luis y dejar el Clásico de Otoño igualado 2-2.

Gomes, quien se había ido en blanco en sus nueve turnos previos, saludó un sinker del relevista Seth Manness con dos outs que desempató el partido en el sexto. Gomes fue incluido en la alineación, como jardinero izquierdo, cuando faltaba una hora al trascender que Victorino se quejó de rigidez en la espalda durante el calentamiento.

Doubront entró a relevar en el quinto inning por el abridor Clay Buchholz y retiró a ocho bateadores en fila hasta que el emergente Shane Robinson le bateó un doble con dos outs en el séptimo.

El zurdo venezolano, cuyo puesto en el roster de postemporada fue el último en definirse, se acreditó la victoria tras su segunda actuación en noches consecutivas.

"Sentía que soltaba el brazo como un látigo", dijo Doubront.

Los relevistas japoneses Junichi Tazawa y Koji Uehara se encargaron del resto. Con Carlos Beltrán al bate representando la carrera del empate, el último out se dio cuando Uehara sorprendió adelantado en la inicial al corredor emergente Kolten Wong, quien había entrado tras un sencillo de Allen Craig.

"Buscaba ir de primera a tercera con Carlos remolcándome", dijo Wong, a duras penas conteniendo las lágrimas. "Pisé mal ... De inmediato supe que estaba out".

Otro detalle curioso para esta Serie Mundial, ya que el juego de la noche previa culminó con una jugada de obstrucción en la que Craig anotó la carrera decisiva.

De los 1.404 juegos de postemporada en la historia, ninguno había terminado con una jugada de obstrucción o con un corredor sorprendido fuera de base, según STATS.

"Me siento mal por él. Sé que quería robarse la base o ponerse en una posición para anotar", dijo Beltrán. "Pero la mejor manera de reivindicarlo será venir mañana para conseguir la victoria".

Con David Ortiz animando al equipo, los Medias Rojas no se amilanaron tras la decepción del sábado cuando una caótica secuencia en la baja del noveno sentenció la victoria 5-4 de los Cardenales.

El triunfo asegura que la serie no culminará en San Luis, prolongándola a un máximo de seis duelos. Habrá un juego adicional en Boston, el miércoles.

Se trata de apenas la segunda vez en las últimas Series Mundiales que se produce un empate 2-2.

El quinto juego el lunes enfrentará a los ases de ambos equipos. Adam Wainwright abrirá por los Cardenales frente a Jon Lester en una reedición del primer partido, en el que Bostona arrasó.

Tras disparar su jonrón, Gomes agitó los brazos y se golpeó el pecho al pasar por la primera base. De vuelta en la cueva, varios de sus compañeros procedieron al festejo habitual: jalarle la barba.

Aparte de su cuadrangular, Gomes exhibió el estilo paciente de los bateadores de Boston. En el inning anterior, negoció una base por bolas tras pitcheos del abridor de los Cardenales Lance Lynn, preparando la mesa para un elevado de sacrificio de Stephen Drew que empató el juego.

"Big Papi" Ortiz hizo de todo en el juego: bateó dos sencillos y un doble, además de recibir un doblete. Se ha embasado en 12 de sus 16 apariciones en el plato.

"Ahora mismo es imposible sacarle out", dijo el mánager de los Cardenales Mike Matheny sobre Ortiz.

Cuando empalmó su doble en el quinto, en un gesto de despertar a sus compañeros, el dominicano Ortiz gritó en dirección hacia la cueva y luego corrió con todo en el elevado de Drew para el 1-1.

Antes de comenzar el sexto, Ortiz reunió a sus compañeros en la cueva y volvió a exhortarles.

"Fuimos como 24 niños de kinder escuchando al maestro", declaró Gomes.

Lynn parecía navegar por aguas calmadas en el sexto, al retirar a los primeros dos bateadores. Pero Dustin Pedroia conectó un sencillo. Lynn no quiso lanzarle nada bueno a Ortiz y le transfirió con cuatro pitcheos.

Matheny trajo a Maness del bullpen y Gomes desapareció la pelota por el bosque izquierdo.

Buchholz lanzó apenas cuatro entradas, su apertura más corta del año. El derecho padece de cansancio en su hombre derecho, lo cual se evidenció cuando su mejor recta alcanzó las 90 millas por hora.

Otra displicencia defensiva de los Medias Rojas facilitó que San Luis tomara la ventaja en el tercero. El jardinero central Jacoby Ellsbury cometió su segundo error y el sexto de Boston en la serie al fildear mal un sencillo bateado por Matt Carpenter --que avanzó a segunda-- y seguido Beltrán se encargó de remolcarle.

Beltrán, quien batea de 10-8 con hombres en posición de anotar este octubre, produjo la carrera con un sencillo por todo el medio.

En tanto, Yadier Molina conectó un doble en el segundo para estirar a siete su racha de juegos seguidos con hit en el Clásico de Otoño.

Por los Medias Rojas, el dominicano Ortiz de 3-3 con dos carreras anotadas.

Por los Cardenales, los puertorriqueños Beltrán de 3-1 con una producida; yMolina de 4-1.