LOS ANGELES -Gracias a dos jonrones y una excelente defensa, los Cardenales de San Luis están a una victoria del Clásico de Otoño.

Al igual que el año pasado.

Matt Holliday y el emergente Shane Robinson conectaron los primeros jonrones de la serie de campeonato de la Liga Nacional, y los Cardenales de San Luis se impusieron el martes 4-2 a los Dodgers de Los Ángeles, para tomar una ventaja de 3-1 en la serie a ganar cuatro juegos.

"No podemos adelantarnos", dijo Holliday.

En una serie en que el bateo había brillado por su ausencia, los Cardenales anotaron el mismo número de carreras que hicieron en los tres primeros compromisos en forma combinada. En esos tres duelos, la suma total de anotaciones entre ambos equipos fue de nueve.

El quinto juego está previsto para el miércoles por la tarde en el Dodger Stadium. Joe Kelly tratará de dar a los Cardenales el boleto a la Serie Mundial, en un enfrentamiento ante Zack Greinke.

Claro, San Luis tuvo una ventaja de 3-1 en la serie de campeonato de la Liga Nacional del año pasado antes de perder tres partidos consecutivos ante San Francisco, que avanzó hasta coronarse en la Serie Mundial.

"No creemos que esto haya terminado, para nada", dijo Daniel Descalso. "Uno no desea sentir eso de nuevo, perder tres juegos seguidos cuando se está tan cerca de llegar. El hecho que se tenga ventaja de 3-1 no significa nada. Nadie va a entregarse por uno. Tenemos que seguir presionando y atacando".

Fue una dolorosa derrota para los Dodgers en muchos sentidos. El campocorto dominicano de los Dodgers, Hanley Ramírez, abandonó el juego a la mitad de la sexta entrada, después de poncharse tres veces. Ha jugado con una costilla rota.

"Se sintió peor que ayer", dijo Ramírez. "Eso me molesta".

Sin hit en sus 22 turnos anteriores al bate en el Dodger Stadium, Holliday empalmó un garrotazo de dos carreras frente a Ricky Nolasco. La pelota viajó unos 426 pies y se fue por encima de la barda del jardín izquierdo, para coronar un racimo de tres carreras en la tercera entrada, que dio a los Cardenales una ventaja de 3-0.

Matt Carpenter conectó un doble productor en la tercera entrada, para remolcar a Descalso, quien abrió el episodio con un sencillo. Carpenter anotó con el vuelacerca de Holliday, el cual rompió la primera sequía de jonrones que se extiende a los tres primeros encuentros de una serie de campeonato en la historia.

Por San Luis, el antesalista David Freese abandonó el montículo después de seis episodios. Había dejado también el encuentro del lunes, por un calambre en la pantorrilla derecha.

El quisqueyano Carlos Martínez lanzó dos innings sin admitir carrera, como relevo de Lance Lynn, quien se llevó el triunfo. Trevor Rosenthal sacó tres outs para apuntarse el salvamento.

Después de un sencillo de Andre Ethier, que abrió el noveno capítulo, el novato cubano Yasiel Puig conectó un roletazo para doble matanza.

El cuadrangular de Robinson, con cuenta de 1-0 ante J.P. Howell, estrelló la pelota en la cresta del muro del jardín izquierdo, cuando había un out de la séptima entrada. Así, los Cardenales estiraron su ventaja a 4-2.

Lynn toleró dos carreras y seis hits en cinco innings y un tercio. Ponchó a cinco rivales y dio tres boletos.

El derecho perdió la otra apertura que había cumplido en esta postemporada, al admitir cinco carreras en cuatro entradas y un tecio frente a Pittsburgh, en el segundo juego de la serie divisional.

Por los Cardenales, los puertorriqueños Carlos Beltrán de 3-0, Yadier Molina de 2-0.

Por los Dodgers, los dominicanos Hanley Ramírez de 3-0, Juan Uribe de 4-0. El mexicano Adrián González de 4-1 con una anotada. El cubano Yasiel Puig de 3-2 con una empujada.