MIAMI - El cubano novato José Fernández, de los Marlins de Miami, no paró de registrar ponches en tanto que llegó a su fin la racha victoriosa de los Indios de Cleveland.

Fernández trabajó ocho entradas y ponchó a 14 bateadores, la cifra más alta que haya logrado esta campaña un lanzador de la Liga Nacional, y los Marlins aplastaron el viernes 10-0 a los Indios, a los que rompieron una cadena de ocho triunfos consecutivos.

El lanzador derecho, que ha jugado el Partido de Estrellas, se convirtió en el primero de las Grandes Ligas que poncha al menos a 13 rivales en partidos consecutivos desde que lo logró Randy Johnson en 2004. Es el primer novato que consigue la hazaña desde que lo hiciera Kerry Wood en 1998.

Fernández (8-5) impuso marca con los Marlins como el lanzador que consigue la cifra más alta de ponchados en aperturas consecutivas. Puso fuera a 13 contrarios en la victoria que Miami consiguió el domingo sobre Pittsburgh.

En su primer partido desde que cumplió 21 años el miércoles, Fernández mostró que está lejos de estar viejo. Permitió solo tres imparables. Ponchó al menos un bateador en cada entrada y mantuvo sus lanzamientos de 97mph hasta la octava.

Además conectó un elevado de sacrificio en el tercer capítulo para su cuarta carrera impulsada en la temporada.

Fernández logró el total de ponchados más elevado desde los 14 que consiguió en 2010 el novato Stephen Strasburg, de los Nacionales. El cubano se convirtió en el primer novato de la Liga Nacional que poncha a 10 en al menos cuatro partidos desde la racha de Cole Hamels, de los Filis, en 2006.

Logan Morrison aportó todo el apoyo ofensivo necesario para Fernández; conectó cuatro imparables e impulsó cuatro carreras.

El dominicano Ubaldo Jiménez (8-6) trabajó cuatro episodios, en los que efectuó 107 lanzamientos. Permitió cinco carreras, dos de ellas limpias.

Por los Indios, el venezolano Asdrúbal Cabrera de 3-1. El dominicano Carlos Santana de 3-0.

Por los Marlins, el colombiano Donovan Solano de 5-1, una carrera anotada, dos producidas. Los cubanos Adeiny Hechavarría de 5-3, una impulsada, y Fernández de 2-0, una remolcada.