Wrigley Field. (Scott Olson/Getty Images)

CHICAGO -- El Consejo de Chicago aprobó el miércoles un plan de 500 millones de dólares para remodelar el estadio Wrigley Field, que incluye su primera pantalla gigante, mejoras a los vestuarios y un hotel al otro lado de la calle.

El plan estipula que los Cachorros de Chicago pueden instalar una pantalla de 5.700 pies cuadrados (529,54 metros cuadrados) en el jardín izquierdo, que será casi tres veces más grande que la pizarra manual que ahora hay en el central, al igual que otro cartel publicitario en el derecho.

Los Cachorros, que esperaron décadas para instalar luces en su estadio que en 2014 cumple 100 años, pedían autorización para realizar mejoras a la instalación desde que la familia Ricketts compró al equipo en 2009. Después que fracasó un intento para conseguir dinero público para el proyecto, los Cachorros dijeron que el equipo costeará toda la renovación, pero que necesitaba el dinero de los patrocinios para poder pagarla.

La aprobación del Consejo de la ciudad se produjo un día después que el comité de zonificación de Chicago dio su visto bueno al pacto, con la bendición del concejal a cargo del distrito donde está ubicado el estadio. El respaldo del concejal Tom Tunney era considerado crucial para el proyecto, que es apoyado por el alcalde Rahm Emanuel.

Tunney originalmente dijo que los carteles afectarían la calidad de vida en el barrio alrededor de Wrigley, pero finalmente lo aprobó tras conseguir ciertas concesiones de los Cachorros. Entre ellas, hay un compromiso para no instalar otros carteles en los jardines aparte de la pantalla y el del jardín derecho, y posponer indefinidamente la construcción de un puente en la aledaña calle Clark.

Todavía no se sabe si la pantalla y el cartel afectarán la vista desde las azoteas de los edificios que rodean dos lados del estadio. Los dueños de las azoteas, que tienen un contrato con los Cachorros para compartir sus ingresos con el equipo, han dicho que podrían demandar si los Cachorros instalan cualquier obstrucción.