Yonder Alonso.

PURCHENA - Los Padres afrontan la segunda mitad de la temporada con un objetivo claro. Mejorar los números obtenidos en Julio por la ofensiva de San Diego, es vital para las aspiraciones de recuperación del equipo.

Hace menos de tres semanas, los Padres terminaban el mes de Junio como uno de los mejores equipos al bate de la Liga Nacional. Los números mostraban un conjunto competitivo que no solo terminó el mes con balance positivo de victorias-derrotas, sino que además terminaba como el quinto mejor de la Nacional en porcentaje de bateo (.259), el sexto en porcentaje de embasarse (.316), el cuarto en carreras anotadas (122), el cuarto en hits (255) y el tercero en cuadrangulares (31).

Unos números muy distintos a lo logrado en las dos semanas previas al Juego de las Estrellas y que han llegado al equipo a estar lejos de la cima del Oeste. Volver a tener esa fuerza ofensiva es clave para la recuperación de los Padres, en una división en la que todavía queda mucho que decir antes de saber quien se hará con el banderín.

La recuperación de peloteros como Jedd Gyorko y Yonder Alonso llega en un momento delicado de la temporada. El momento en que definitivamente se decidirá la suerte del equipo en el 2013.

Gyorko no tuvo mucha presencia en el equipo en Junio, por culpa de una lesión que apartó un buen número de juegos, pero en Mayo sus números le destacaron como uno de los mejores rookies de la temporada. Fue el líder de San Diego en número de hits logrados (30) y en cuadrangulares (6). Su porcentaje bateo se situó en Mayo en .303, con un porcentaje de embarsarse de .361.

Yonder Alonso vivió una situación parecida. Cayó lesionado y no tuvo presencia en Junio, pero en Mayo vivió un lució unos números destacados en el roster de los Padres, con 26 hits, 5 cuadrangulares y un porcentaje de bateo de .277. Estos números son los que los Padres necesitan que vuelvan a mostrar Gyorko y Alonso, para poder retomar energías en la carrera del Oeste esta temporada. La recuperación del bate y la velocidad de Cabrera también resultan vitales para el equipo.

Pero la buena noticia de contar de nuevo con ellos, contrasta con las bajas que San Diego todavía tiene en las figuras de Kyle Blanks y Logan Forsythe. Su retorno al equipo en buena forma, se antoja tan importante como el haber recuperado a Cabrera, Gyorko y Alonso.

No hay que olvidar que San Diego pasó en apenas dos semanas de ser un equipo potencialmente comprador, a ser un equipo potencialmente vendedor. Si no se logra un cambio radical en las dos últimas semanas de Julio, los refuerzos que los Padres encontrarán en el camino serán los recuperados de la lista de lesionados.

El poder del bate de los Padres será fundamental para comprobar las opciones reales del equipo en lo que resta de temporada y para comprobar los movimientos que las oficinas de San Diego hagan antes de la fecha límite para los canjes.

Hasta pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.