Sergio Santos. (Tom Szczerbowski/Getty Images)

TORONTO - El derecho Sergio Santos finalmente tiene el nuevo comienzo que anhelaba con los Azulejos.

El californiano fue adquirido en un canje con los Medias Blancas antes de la campaña del 2012 y se esperaba que fuera el cerrador de Toronto el año pasado. Pero una lesión en el hombro de lanzar acabó con sus esperanzas de ayudar al equipo.

El serpentinero de 29 años de edad lanzó en apenas seis partidos en el 2012 y al final se sometió a una cirugía que le puso fin a su campaña. Ahora, en el 2013, pretende ser un factor en la temporada de los Azulejos.

El martes, en relevo del zurdo Aaron Loup, Santos le cedió un doble al primer bateador que enfrentó, pero ponchó a los siguientes dos.

"Estoy entusiasmado, estoy en salud y siento que me encuentro justo donde quiero estar para comenzar la temporada en cuanto a mi material se refiere", dijo Santos.