NASHVILLE, Tenesí -- El gerente general de los Azulejos, Alex Anthopoulos, ha hecho un trabajo espectacular a la hora de traer nombres al equipo de Toronto este invierno.

Ahora le toca a John Gibbons, quien toma las riendas del equipo por segunda vez, guiar al club a la tierra prometida.

"Mucho se espera de nosotros en Canadá y en Toronto específicamente", dijo Gibbons. "Pero eso es algo bueno. Eso significa que tienes buen equipo. Siempre hay presión para rendir."

En el papel, los Azulejos tienen su mejor escuadra en muchos, muchos años. Agregaron al dominicano José Reyes, su compatriota Emilio Bonifacio, Mark Buehrle, Josh Johnson y John Buck en un mega-cambio con los Marlins. Además, firmaron al quisqueyano Melky Cabrera, quien encabezaba la Liga Nacional en bateo antes de ver terminada su temporada del 2012 por una suspensión por dopaje.

Hacía mucho tiempo que no existía esta clase de entusiasmo en Toronto, que no clasifica para los playoffs desde que ganó dos Series Mundiales consecutivas en 1992-93. De hecho, el equipo canadiense no ha alcanzado las 90 victorias en ese lapso, y en sentido general se ha visto opacado en una División Este de la Liga Americana dominada tradicionalmente por los Yankees y los Medias Rojas, además de los Rays en años recientes.

Pero gracias a los atrevidos movimientos de Anthopoulos, los Azulejos han vuelto a acaparar los titulares, no sólo en Toronto, sino en el mundo entero del béisbol.

"Nos sentimos muy bien ahora mismo, sin dudas", dijo Gibbons. "Fue un gran cambio y también la firma de Cabrera. Entonces (la gerencia) ha hecho tremendo trabajo en eso de traer a los jugadores.

"Ahora nos toca al manager y a los coaches juntarlo todo y sacarles lo mejor a estos muchachos. Es bueno estar en esta posición. Este puesto vino de la nada para mí. Lo hubiese aceptado aun sin ese canje (con Miami), pero eso lo hace más bonito ahora."

Gibbons dirigió a los Azulejos del 2004 al 2008, compilando récord de 305-305. Ahora llega a una situación bien distinta, con un mayor talento-y mayores expectativas.

"Todo el mundo está emocionado", dijo el capataz, quien viene de dirigir a la sucursal de Doble-A de los Padres de San Diego en el 2012. "Cuando prendes el televisor, escuchas mucho de los Azulejos de Toronto y lo que hicieron...el potencial está ahí. Entonces, es un momento de muchas emociones.

"Pero tienes que salir a hacerlo", continuó. "Puedes hablar todo lo que quieras, y eso es lo que se hace en esta época del año. Pero a partir de abril tienes que rendir."

LOS DOMINICAN BLUE JAYS
En la República Dominicana mucho se ha hablado de la fuerte presencia dominicana en Toronto ahora con Reyes, Bonifacio y Cabrera llegando para acompañar a José Bautista y Edwin Encarnación.

En la media isla dicho grupo despierta la nostalgia de los Azulejos de los años 80 y principio de 90, cuando gracias en gran parte al escucha Epifanio Guerrero Toronto contó con nombres como George Bell, Dámaso García, Tony Fernández, Nelson Liriano, Manuel Lee, Junior Félix y Juan Guzmán, entre otros.

Ahora, más de 20 años después, Gibbons adelantó en las Reuniones Invernales que tiene pensado empezar la próxima temporada con un lineup titular que iniciará con Reyes, seguido por Cabrera, Bautista y Encarnación.

"Puedo garantizar eso", enfatizó el piloto.

¿LISTOS PARA COMPETIR EN EL ESTE POR FIN?
A pesar de toda la novela con Alex Rodríguez y Derek Jeter, los Yankees siguen siendo los Yankees-vienen de ganar 95 juegos y otro título del Este de la Americana. Los Rays tienen un pitcheo brillante. Los Medias Rojas siempre son capaces de volver a competir. Los Orioles acaban de clasificar por primera vez en 15 años. Entonces, la división no es nada fácil. Eso lo sabe bien Gibbons.

"Creo que es aún la división más difícil del béisbol", dijo. "Pero también sentimos que con los cambios y la firma de Cabrera, tenemos posibilidades.

"Hay que salir a hacerlo, pero todo eso nos da mucho entusiasmo."