(AP)

Los Yankees recibieron la mejor noticia hasta ahora en esta temporada baja, cuando se enteraron de la decisión del panameño Mariano Rivera de regresar en el 2013.

Pero si se hubiese tratado de casi cualquier otro jugador en estas circunstancias - un pitcher de 43 años de edad regresando de una lesión seria en la rodilla - seguramente diríamos: "¿Es esto una broma?"

Pero no se trata de cualquier jugador. Se trata de Mariano Rivera, el más grande taponero que ha dado el béisbol, un ícono no sólo en el Bronx, sino en todo el mundo del llamado "Rey de los deportes".

Rivera sufrió la lesión en su rodilla mientras atrapaba elevados durante una práctica de bateo en Kansas City el 3 de mayo. El panameño se sometió a una cirugía en junio y se espera que esté listo para los entrenamientos primaverales.

Lo que significa el regreso de Rivera tras su lesión, a su avanzada edad, lanzando con la eficiencia y éxito que le caracterizan, parece ser de otro nivel. Aun así, se trata del líder de todos los tiempos en juegos salvados con 608 y el líder de todos los tempos de rescates en postemporada con 42, eso sin mencionar el microscópico promedio de efectividad en octubre de 0.70.

Rivera es un jugador aparte. Es por eso que el gerente general de los Yankees no dudo en decir en público que Rivera no sólo regresará, sino que lo hará al nivel que todos le conocemos.

"Creo en su capacidad de cumplir con el trabajo que siempre ha hecho", expresó Brian Cashman. "Nunca ha fallado, y sé que esa rodilla estará bien, estamos ansiosos de que regrese a su rol de taponero".

La cosa es esta: Los Yankees del 2013 necesitarán a ese Mariano Rivera más que nunca.

En 2012, los Mulos tuvieron a Rafael Soriano como el "preparador de mesa" de Rivera, pero con credenciales de cerrador en su historial. El dominicano tuvo una gran temporada para los Yankees, consiguiendo 42 rescates en 46 oportunidades y convirtiéndose en pieza clave para que los Yankees ganaran una vez más el Este de la Liga Americana con el mejor récord.

Soriano tenía un contrato garantizado por $14 millones con los Yankees para la próxima campaña. Pero también contaba con una cláusula para salirse de éste, y su agente es Scott Boras. Cuando se le habló de todo el dinero que hay disponible en el mercado de la agencia libre, Soriano decidió salirse de su contrato.

Los Yankees le hicieron la oferta necesaria a Soriano por un año y $13.3 millones el pasado fin de semana, pero se espera que el relevista la decline y busque un pacto de al menos tres años en el mercado, aunque Cashman dijo:

"Tenemos una oferta para Soriano, entonces existe la posibilidad de volverlo a firmar. Desde nuestra perspectiva, no lo hemos perdido".

¿Estará Soriano todavía disponible para los Yankees la próxima temporada como un seguro en caso de que suceda algo inesperado con Rivera? ¿Qué posibilidades hay de que otro club le haga una lucrativa oferta por varios años a Soriano?

Tendría que ser un equipo con la necesidad de firmar a un taponero, en combinación con su capacidad económica. Existen al menos un par de potenciales candidatos en esa categoría. Uno de ellos sería los Tigres de Detroit, quienes sufrieron el desplome durante los playoffs de su cerrador José Valverde, quien ahora es agente libre. Otro club sería los Angelinos de Los Angeles. Incluso los Medias Rojas, en pleno proceso de reconstrucción, pudieran abrir la chequera para tratar de mejorar su situación en la novena entrada.

Los Yankees, mientras tanto, le pagaron a Rivera $15 millones la temporada pasada, en lo que fue el último año de un contrato por dos. Probablemente lo puedan tener de regreso a un precio más bajo en el 2013, dadas las actuales circunstancias, pero tampoco quieren ofenderlo.

Rivera pudiera estar por cumplir los 43 años de edad a finales de este mes, y pudiera venir de una lesión seria, pero los Yankees lo necesitan más que nunca. El panameño ha sido lo más cercano a la perfección en la novena entrada en los últimos 15 años.

La noticia acerca del regreso de Mariano Rivera le ha caído del cielo a los Yankees. Y a pesar de todo, Mariano Rivera todavía es Mariano Rivera, una de las principales razones por las que los Bombarderos del Bronx ganaron esos cinco anillos de Serie Mundial. Mariano es más que un jugador, es un ícono de los Yankees y de todo el béisbol.