(Getty/AP)

DETROIT - Gracias en parte a las excelentes aperturas de Barry Zito y Madison Bumgarner en los primeros dos partidos de la Serie Mundial, respectivamente, los Gigantes llegan al Juego 3 contra los Tigres con ventaja de 2-0.

San Francisco ahora tiene a sus dos mejores abridores - Ryan Vogelsong y Matt Cain - listos para domar a los Tigres, que contrarrestarán con el venezolano Aníbal Sánchez y Max Scherzer.

Aunque se encuentran en territorio hostil, los Gigantes tienen que estar felices con la posición en la que se encuentran. De los 52 equipos que han tomado ventaja de 2-0 en la Serie Mundial, 41 se han coronado como campeón, incluyendo los últimos ocho.

No obstante, los Tigres están tratando de mantenerse optimistas.

"De la forma que yo lo veo, estamos abajo dos juegos faltando cinco por disputar", dijo el mánager de Detroit, Jim Leyland, "pero nos estamos enfrentando al equipo al que tenemos que alcanzar. Creo que esa es la mejor manera de afrontarlo".

Detroit espera que el regreso a casa les haga bien, especialmente a los bates; la ofensiva felina conectó apenas dos imparables en el Juego 2.

Los Gigantes confían plenamente en el lanzador que enviarán al montículo en el Juego 3, lo cual desmuestra lo lejos que Vogelsong ha llegado en su carrera. Una cirugía Tommy John, años en ligas menores y una época en Japón le han dado a Vogelsong las agallas y la astucia necesaria para triunfar en este escenario. El derecho ha tenido tanto éxito en octubre que se le hizo fácil a los Gigantes dejar a Matt Cain para el Juego 4 y darle la bola a Vogelsong para el tercer compromiso.

Sánchez también ha lanzado excelentemente. Esta apertura es crucial para él, ya que ningún equipo en la historia de la Serie Mundial se ha recuperado de una desventaja de 0-3.

Los Tigres adquirieron a Sánchez desde los Marlins antes de la fecha límite para hacer canjes sin pasar por la lista de waivers. Al igual que Vogelsong, Sánchez está disfrutando de su primera postemporada. Aunque cargó con la derrota en su apertura contra los Atléticos en la Serie Divisional de la Liga Americana, tiene efectividad de 1.35 en estos playoffs. En el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la L.A. contra los Yankees, lanzó pelota de tres hits sin permitir carreras.

Ese es el Sánchez que los Tigres necesitan ver en la lomita el sábado.