(AP)

ISLA MARGARITA, Venezuela -- Aún sin los grandes nombres de antaño, República Dominicana sigue siendo el mandamás en el béisbol caribeño.

Los Leones del Escogido, con un prospecto de 21 años como su máxima figura, consiguieron en Isla Margarita su tercer título de la Serie del Caribe y 18vo de la República Dominicana, el país con más cetros en la historia.

Puerto Rico (4-2) terminó segundo, su mejor resultado desde 2007, seguido por México (2-4) y Venezuela (1-5).

El Escogido (5-1) disputó su sexto clásico y primero desde 1992, y no ganaba la corona desde 1990 en Miami.

Lejos quedaron los días en que los dominicanos desfilaban estrellas de las mayores como Miguel Tejada y David Ortiz. En esta ocasión, su principal atracción fue Fernando Martínez, una de las joyas de los Mets de Nueva York y quien fue elegido como el jugador más valioso del torneo.

"La realidad es que los estelares de Grandes Ligas no van a jugar en la Serie del Caribe", reconoció el presidente de la Confederación de Béisbol del Caribe, Juan Francisco Puello.

Con o sin estas figuras, el talento de los equipos dominicanos es innegable y quedó en evidencia que siguen un escalón por encima del resto de los países miembros de la Confederación.

"Demostraron que están por arriba", comentó el manager de México, Homar Rojas, cuyo equipo culminó con dos triunfos y cuatro reveses.

Quizás el equipo que mejor lució en la edición 52 del torneo fueron los Indios de Mayagüez puertorriqueños.

Tras perder sus dos primeras salidas, los boricuas ganaron cuatro en fila y mantuvieron el festejo dominicano a raya hasta la última fecha.

Puerto Rico fue líder en bateo colectivo (.307), efectividad (1.87) y tuvo al mejor bateador del torneo en Jesús Feliciano, con promedio de .481. Su talón de Aquiles fue la defensa, con 11 errores.

Siete integrantes de los Indios, incluyendo al manager Mako Oliveras, fueron elegidos al equipo ideal.

"Esto es bueno para que la gente en el Caribe y en Puerto Rico se den cuenta que hay talento en Puerto Rico y hay que apoyarlo", afirmó Feliciano.

México también se fue conforme con su desempeño a pesar de quedar fuera de contienda en la penúltima jornada.

"Tuvimos dos juegos muy bueno contra Venezuela, dos malos contra República Dominicana, y uno que tuvimos oportunidad de ganar contra Puerto Rico", señaló Rojas.

Los Naranjeros de Hermosillo mexicanos sólo tuvieron a un jugador en la escuadra ideal, el antesalista Vinny Castilla, al igual que los Leones del Caracas venezolano, que colocaron al bateador designado Raúl Padrón.

Venezuela, que defendía el título que lograron los Tigres de Aragua el año pasado en Mexicali, tuvo una actuación lamentable y cometió 12 errores en la serie.

La serie del próximo año se realizará en Mayagüez, la tercera ciudad de Puerto Rico ubicada en la costa oeste de la isla.